magnify
formats

Comenzamos el mes de María

El mes de Mayo es especialmente conocido por su dedicación a la Virgen, por ese motivo en este mes la Virgen ocupa un lugar primordial en nuestras vidas, y como gran parte de nuestra vida está centrada en la oración hemos trasladado a la virgen a la primera fila de nuestra capilla, para que Ella guíe nuestra vocación y nuestra oración durante todo este mes de Mayo.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén.